"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



27 de diciembre de 2011

Una palabra que poco se dice, pero es tan oportuna: Adefesio

La palabra adefesio, generalmente, se asocia con la gente, cuando se aplica a las personas; además puede denotar ridiculez o fealdad.


Origen

El término proviene del latín ad efesios, refieriéndose a la epístola de san Pablo a los Efesios.
Miguel de Unamuno (1864-1936) explica que el origen de "adefesio" está en los consejos y analogías (extraídos de la Epístola a los Efesios) que les lee el célibe sacerdote católico a las parejas que van a casarse; consejos de los que nadie hace ningún caso:
Que la esposa se someta a su marido como al Señor. En efecto, el marido es la cabeza de su esposa, como Cristo es cabeza de la iglesia, cuerpo suyo. Y así como la Iglesia se somete a Cristo, así también la esposa debe someterse en todo a su marido. Marido, ama a tu esposa como Cristo amó a la iglesia [...] y la bañó y la santificó mediante el bautismo de agua. Él mismo debía prepararla porque deseaba una iglesia espléndida, sin mancha ni arruga ni nada parecido. [...] Esclavo, obedece a tu patrón con temor y temblor, con corazón sencillo, como quien obedece a Cristo. No sirvas solamente cuando te vigilan, [...] sino que cumple de todo corazón la voluntad de tu patrón.
Efesios 5.22-27 y 6.5-6#


Historia de la palabra

El teólogo Paul A. Zimmerman afirma que "hablar adefesios", primero significó 'hablar en balde' y después 'decir algo extravagante'. Más tarde, el término habría pasado a las personas y a las ropas. "Andar hecho un adefesio" equivale hoy a 'estar tan feo, como ridículo'.
Según el Diccionario Histórico de la Lengua Española la palabra "adefesio" se basa en una historia acerca de un sacerdote católico que debía leer una de las paulinas Epístolas a los Corintios tomó por error la Epístola a los Efesios, del mismo autor. Por esa razón, las afirmaciones equivocadas se llamaron "adefesios".
Los católicos niegan la veracidad de esa historia y sostienen que ad efesio pasó a significar 'disparate', 'adorno ridículo' o 'persona muy fea' debido a que durante el tiempo que permaneció en Éfeso, san Pablo corrió peligro y en una ocasión estuvo a punto de morir a manos del populacho incitado por los comerciantes y sacerdotes que vivían del culto a Diana(Artemisa). El Diccionario de la Real Academia Española se adhiere a esa opinión.
El filólogo Joaquim Vicenç Bastús y Carrera (Tremp, 1799 - Barcelona, 1873), en su refranero La sabiduría de las naciones o evangelios abreviados (1862) explica que la palabra "adefesio" podría proceder de la historia de Hermodoro, ciudadano de Éfeso de brillante posición pero que finalmente fue condenado al ostracismo. Desde entonces, "hablar adefesios" (literalmente 'hablar a la gente de Éfeso') equivale a hablarle inútilmente a personas que no hacen ningún caso de nuestras palabras.


Fuente: Wikipedia.

22 de diciembre de 2011

¿Privacidad o intimidad?

‘Cualidad de privado o no público’: «Violan [al abrir su correspondencia] su derecho a la información y a la privacidad de las comunicaciones» (Proceso [Méx.] 15.9.96); y ‘ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión’: «Cuida de tu privacidad atendiendo personalmente lo que te concierne» (NHerald [EE. UU.] 11.9.97). No es sinónimo de intimidad (‘ámbito íntimo, espiritual o físico, de una persona’;  intimidad), aunque ambos términos están semánticamente muy próximos y son intercambiables en algunos contextos: derecho a la intimidad, derecho a la privacidad. Debe evitarse la forma Marca de incorrección.privacía, calco del inglés privacy.






Fuente: Diccionario panhispánico de dudas.

15 de diciembre de 2011

Etimología de la palabra "desastre"

Si partimos en dos a la palabra desastre y utilizamos un poquito la imaginación podremos darnos cuenta de su origen: des – astre (sin astro).
Pero dónde y cómo nació este vocablo. Para saberlo debemos remontarnos hasta la Antigua Grecia.
Diferentes culturas, entre ellos los griegos, sintieron fascinación por el cielo y los astros y llegaron a creer que estos tenían una poderosa influencia en la vida de los seres humanos. Sostenían que la posición de los astros en el momento exacto del nacimiento de una persona y sus movimientos posteriores, reflejaban el carácter de la persona y por lo tanto su destino. Surgieron alrededor de esta creencia varios vocablos referenciando al azar o la suerte y una de esas palabras es desastre.
Está compuesta por el prefijo dis- des- que denota negación o inversión del significado, como por ejemplo en: disconforme (no estar conforme) o desleal (no ser leal) y también por el sustantivo griego ástron (astro) o latín astrum. Para los griegos un desastre ocurría cuando la posición de las estrellas no era favorable en determinado momento, por ejemplo en época de cosecha o en un nacimiento. Como consecuencia del desafortunado movimiento astral, se auguraba una mala cosecha o un destino desgraciado para el niño.
El término desastre llegó al español desde el provenzal, donde significaba “desgracia” y a su vez éste procedía del italiano ‘disastro’ con el mismo significado, pero su verdadero origen está en aquella Grecia antigua, donde la creencia en la influencia de los astros sobre los acontecimientos en la tierra le dio sentido.

12 de diciembre de 2011

¿«Papás Noeles» o «Papás Noel»?

La Fundación del Español Urgente aclara que la forma correcta de hacer el plural de Papá Noel es Papás Noel, mientras que si se opta por la forma papanoel, como nombre común, recomienda el plural papanoeles.

En principio ese nombre no debería presentar problemas para formar su plural, pues solo hay un Papá Noel, pero la realidad es que en las fechas que se aproximan veremos muchos muñecos que lo reproducen y muchos actores disfrazados que lo representan en los grandes almacenes o en las calles.

Y ya comienza a oírse en algunos noticieros de radio y televisión que las vidrieras de los comercios se llenan de esos muñecos, y al mencionarlos surge la duda de cómo debe hacerse el plural de Papá Noel: ¿los Papá Noeles, los Papás Noel, los Papá Noel o los Papás Noeles?...

Ante esa situación, la Fundéu BBVA recomienda que se prefiera la forma Papás Noel, en la que solo se hace el plural del primer elemento del nombre y se deja invariable el segundo, pues funciona como si fuese un apellido. Además es posible, cuando nos refiramos a los muñecos o a los actores (o los padres) disfrazados, optar por la forma un papanoel, con minúscula, por tratarse ya de un nombre común, cuyo plural no plantea ningún problema: los papanoeles.



Fuente: Diccionario del Español Urgente

6 de diciembre de 2011

¡feliz Navidad!

Estamos preparando las felicitaciones navideñas y nos surge una duda con las mayúsculas... Si la frase es "Te deseo Feliz Navidad", ¿cómo tienen que ir Feliz y Navidad, en mayúsculas o minúsculas?

Lo correcto es escribir: «Te deseo feliz Navidad», con el adjetivo «feliz» en minúscula.





Fuente: Diccionario del Español Urgente

1 de diciembre de 2011

Una cosa se ve normal y varias cosas se ven normales

En la expresión ver normal, la palabra normal concuerda con aquello a lo que hace referencia,por lo que en la frase «La ministra ve normal los elogios de Sarkozy a España» lo adecuado hubiera sido decir: «ve normales los elogios».
Es habitual encontrar en los medios de comunicación frases en las que esta palabra, normal, se trata como invariable, como: «Antonio Ledezma indicó que no ve normal los cambios de discursos del presidente Hugo Chávez», « El delantero ve normal los rumores sobre el interés de varios clubes extranjeros por algunos futbolistas de su equipo».
En estos dos casos lo apropiado hubiera sido escribir «Antonio Ledezma indicó que no ve normales los cambios de discursos del presidente Hugo Chávez», «El delantero ve normales los rumores sobre el interés de varios clubes extranjeros por algunos futbolistas de su equipo».

Fuente: Diccionario del Español Urgente